miércoles, 29 de marzo de 2017

DIAMANTE DE SANGRE


Durante el conflicto de Sierra Leona (1991-2002), los rebeldes de Frente Revolucionario Unido (FRU) se enfrentaron a las tropas del Gobierno. 











El presidente de Liberia, otro importante productor de diamantes, apoyó desde el primer momento a los rebeldes contra el Gobierno de Sierra Leona a cambio de joyas y riquezas.







Once años de conflicto dejaron 200.000 muertos y dos millones  de desplazados.
En 2003, Naciones Unidas aprobó el denominado Proceso de Kimberley con el objetivo de crear un sistema de certificación para el comercio internacional de los diamantes en bruto y evitar que los «diamantes de sangre» entren en el mercado internacional de joyas.










No hay comentarios:

Publicar un comentario